+44 (0) 20 3141 0888

support@valutrades.com

Webtrader

Cotizaciones

Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 64% de las cuentas de inversionistas retail pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero. Haga clic aquí para leer la advertencia de riesgo completa.

Back to Blog

Para ganar en el trading hay que aprender a perder

   

La importancia de_aprender_a_perder

Jesse Livermore decía: perder dinero es el menor de mis problemas. Una pérdida no me preocupa después de asumirla. Me olvido de ella de un día para otro. Lo que me quita el sueño es no “tomar la pérdida” que es lo que daña seriamente el bolsillo. Es decir, no ejecutar el plan tal y como lo diseñe.

Querer vivir del trading y no estar dispuesto a perder es incompatible. A menudo encontramos muchísimas personas encerradas en este dilema, personas que me comentan que no pueden darse el lujo de tener otra perdida. Hacen trading intentando evitar la pérdida y sin darse cuenta con esta actitud empeoran sus resultados. Cuando aprendes a perder (con una buena gestión del riesgo), te aseguro que no pierdes tanto. Las pérdidas en el trading deben ser naturales, no podemos tener grabado en nuestros genes que perder es malo. Muchas de estas personas equiparan las pérdidas con ser un perdedor. Con no haber entendido el método o pensar que hay que seguir optimizándolo. Esto les frustra, les deprime, los pone ansiosos, y sin darse cuenta interfiere en su nueva toma de decisiones. Cuando el operador está más centrado en el dinero que le queda en su cartera que en el mercado, lo más seguro es que las siguientes operaciones también sean perdedoras. Cuando las cosas van mal todavía pueden ponerse peor. No debe preocuparle demasiado si pierde o no, debe preocuparle que esa pérdida sea tal y como usted plasmo al principio en su papel. Así podrá asumirlo como natural y no generará una minusvalía demasiado importante.

En la mentalidad de un inversor no existe la derrota sino dos tipos de operaciones: las que te hacen ganar dinero y las que le otorgan información. Aprender de cada derrota será vital para no sentir que he perdido el tiempo. Hay que pegar muchos tiros hasta que uno consigue finalmente ajustar el disparo con precisión. Ello solo es factible por medio de una fórmula: prueba y error.

Los inversores debemos aprender a gestionar bien la falta de información y certeza, esto en ocasiones nos produce demasiada angustia y ansiedad. Pero seguir haciendo sin contar con todos los datos, a pesar de fallar operaciones, hará que las decisiones tomadas puedan corregirse, mejorarse o profundizarse, esta es la única forma que tenemos para seguir mejorando. ¿Qué ocurriría si un bebe que comienza a dar sus primeros pasos se negara a caer? No nacemos teniendo miedo a equivocarnos. Equivocarnos es parte del proceso natural de aprendizaje.

Imagina el siguiente ejemplo: Abro una operación y el precio se dirige rápidamente hacia el stop mental que había prefijado. Las perdidas están ahí pero no cierro la posición porque aún no se han materializado. Tengo miedo a perder o a equivocarme. No lo quiero asumir. Aquí llega la famosa frase: “mientras no cierre la posición, no pierdo”. Esto puede ser contraproducente y en ocasiones muchos inversores se quedan enganchados asumiendo un tremendo coste de oportunidad. Una frase que debemos eliminar de nuestra cabeza cuanto antes.  Hablamos de esperanza y de rezos, en el mundo de las inversiones son muy malos compañeros de viaje.

La neuro plasticidad nos explica que nuestro cerebro tiene una capacidad natural sorprendente para formar conexiones nuevas, es muy flexible y moldeable por lo que somos totalmente responsables de la información que le aportamos. En base a ello, cambiaremos nuestros actos. Tenemos unos 60.000 pensamientos diarios, ¿de dónde crees que vienen? De los hábitos que nos marcamos, de las personas con las que nos relacionamos, de los libros que leemos, de la televisión que vemos, de los viajes que hacemos, los proyectos que emprendemos… y de todo ello somos 100% responsables. Cada frase que se dice así mismo es correcta puesto que son parte de la realidad que vive a diario. Lo importante no es si tiene o no razón, lo importante es ¿cómo quiere pensar? ¿Cómo quiere guiar sus creencias para que sus pensamientos cambien y guíen acciones nuevas? Muchos de los pensamientos que tendrás hoy, serán los mismos que tuviste ayer, los mismos pensamientos nos llevan a las mismas elecciones, las mismas elecciones nos llevan a los mismos comportamientos y los mismos comportamientos nos llevan a las mismas experiencias que a su vez crean las mismas emociones y mismos pensamientos creando una y otra vez nuestra propia realidad y forjando nuestra personalidad, esa que nos hace decir: “¡es que yo soy así!”.

¿Has oído alguna vez como te hablas cuando fallas una operación? ¿Qué te dices e inmediatamente qué decisiones tomas? Los sentimientos contienen información y como tal su meta no son eliminarlos sino identificarlos para extraer la información que otorgan. Riesgo y rentabilidad son dos binomios muy bien enlazados. Arriesgar implica fallar de vez en cuando. Cuando fallas, ¿te criticas? ¿pierdes dinero y dañas tu credibilidad? Entiende cuanto antes que fallar será parte del ganar. Es otro peldaño más en la escalera hacia el éxito.

No pienses, haz. Toda nuestra existencia desde que nacemos hasta que morimos consiste en tomar decisiones y afrontar miedos, eso es lo que nos hace crecer. Por tanto, debemos afrontar los miedos como retos, como impulsos para superarnos. Solo porque te equivoques una y otra vez no significa que no puedas aprender un método de inversión que se adapte a ti y de sus frutos. Todos los trader exitosos que conozco tienen perdidas y malos días. La diferencia entre los exitosos y los fracasados están en sus reflexiones. Los primeros buscan el aprendizaje de cada situación, esto les hace perdurar en sus objetivos y seguir haciendo. En seguida se hacen responsables de sus actos y resultados y modifican sus métodos hasta que encaminan la situación. Ya lo decía Charles Darwin: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que mejor se adaptan al cambio”

Buen trading amigos!

Escritora Invitada

vanesa mendoza.jpg

Vanessa Mendoza

Cofundadora de enbolsa.net agente introductor para diversas entidades financieras. Ha desarrollado puestos de alta exigencia gestionando carteras en una agencia de valores ycolaborado con diversos medios de comunicación como estrategias de Inversión, Traders magazine, o Grupo Vocento. Docente en diversas facultades sevillanas además de colaboradora recurrente en el Master de finanzas en el instituto de estudios de Cajasol o la prestigiosa Universidad internacional andaluza. 

 

Webinario: Cómo identificar las oportunidades dentro del mercado

 

 

ADVERTENCIA DE RIESGO:

La información facilitada en este sitio tiene únicamente fines informativos y educativos.No se pretende y no debe interpretarse como un consejo. Si tal información es considerada válida por usted, entonces usted es el único responsable del uso que haga de los mismos y Valutrades no será responsable de ninguna manera.

Comments